Producción

Las máquinas para lavanderías STAHL son sin excepción máquinas de producción alemana. Producimos nuestras máquinas exclusivamente en nuestra planta en Sindelfingen, Alemania.

Nuestra producción en Sindelfingen, Alemania

¡Hecho por STAHL significa Hecho en Alemania!

Siempre hemos producido nuestras máquinas exclusivamente en nuestra planta en la ciudad Sindelfingen al sur de Alemania.
Estamos orgullosos de tener un porcentaje de producción propia que supera el 90 % de todas nuestras máquinas. Esto significa que podemos asegurarnos de la alta calidad de todas las piezas de nuestras máquinas. Es por eso que le garantizamos la mejor calidad en nuestras máquinas. Con gusto le invitamos a conocer nuestra empresa y la producción, y a convencerse de nuestras máquinas directamente en nuestra sede.

Puede tener una primera impresión de la producción de nuestras máquinas de lavandería en nuestro vídeo corporativo:

YouTube

Mit dem Laden des Videos akzeptieren Sie die Datenschutzerklärung von YouTube.
Mehr erfahren

Video laden

Reproducir vídeo

En nuestra producción en el distrito Maichingen en Sindelfingen, nuestro personal calificado opera con la más reciente maquinaria de producción.
El centro de la producción son nuestros dos láseres de última generación que funcionan totalmente automáticos, desde la carga, pasando por el proceso en sí, hasta la descarga. Además de esta tecnología utilizamos varios robots de soldadura, fresado y pulido que fabrican los componentes de nuestras máquinas. Los tambores de nuestras máquinas se fabrican en una máquina que combina un corte por láser y un punzado. Aparte tenemos un torno y una fresadora de última generación.

Nuestra máquina de plegado automática es realmente impresionante: ahí se forman diferentes componentes para nuestras máquinas de acero bruto.
Los componentes se pintan en nuestro propio taller de pintura. Asimismo, en Maichingen producimos con máxima precisión las corazas y los rodillos para nuestras planchadoras con diámetros entre 200 y 1610 mm. 

Nuestro ensamblaje final se encuentra en la nave Gottlob STAHL, que se construyó en el año 2017. Allí, nuestros empleados capacitados ensamblan todas las piezas producidas en una nueva máquina STAHL.  Antes de que las máquinas salgan de nuestra fábrica,  se realizan varias pruebas para comprobar su calidad y fiabilidad. Si terminan las pruebas con éxito, nuestras máquinas se empacan de forma segura y profesionalmente, y una nueva máquina con la calidad STAHL llegará a uno de nuestros clientes. 

Nuestro porcentaje de producción propia supera el 90 %, por lo que siempre podemos asegurarnos que todos nuestros componentes son de la más alta calidad, ya sea el tambor, el compartimiento del detergente, la válvula de desagüe de acero inoxidable o las corazas de las planchadoras.

Con gusto le enseñamos nuestra producción personalmente, para que pueda convencerse de todas las ventajas de nuestras máquinas. Además de la calidad excepcional, nuestra producción en Alemania ofrece la ventaja imbatible de poder responder a sus deseos y necesidades individualmente.