A las vacas también les gusta la ropa limpia

Antes de ordeñar vacas, es muy importante limpiar sus ubres para evitar que se difundan gérmenes. Existen tres maneras de limpiar las ubres: el papel y la lana especiales para ubres se usan solamente una vez y después se tiran. La tercera opción es usar pañuelos especiales de algodón que después del uso necesitan un tratamiento especial para limpiarlos, muchas lavadoras llegan a su límite por la cantidad de suciedad que contienen, pero las lavadoras de STAHL no. El mando FREEpro permite utilizar un programa de lavado especial con el que primero se remojan los pañuelos y despúes se hierven. Así se garantiza la desinfección de los pañuelos.

Por cierto: Después de lavar los pañuelos no se tienen que secar, ya que la humedad residual mejora la fricción del pañuelo y por ende mejora la limpieza de las ubres.